header image
Inicio arrow Habitat arrow Consejos para ser sostenible y ahorrar
Consejos para ser sostenible y ahorrar PDF Imprimir E-Mail
jueves, 27 de septiembre de 2012
motoLa sostenibilidad es un tema que, cada día, adquiere más importancia en nuestra sociedad. Las políticas que protegen y defienden el medio ambiente constituyen, hoy por hoy, uno de los desafíos sociales más importantes para los poderes públicos, privados y los agentes económicos. Además, la sociedad responsable entiende que, contribuyendo a las políticas sostenibles y de medio ambiente mejorarán la calidad de vida del mundo en el que vivimos.
Tenemos muchas opciones en nuestras manos para conseguir llevar una vida más armoniosa con el entorno a lo que empiezan a contribuir, además, muchas empresas que no sólo piensan en un beneficio a toda costa, si no en un progreso económico que vaya de la mano con el respeto por el medio ambiente. La época del “todo vale” se ha terminado, por fin, para dar paso a los años del “medrar sosteniblemente”.

¿Cómo ser más “verde”?
-    Recicla: el reciclado es el más básico de los pasos en el camino hacia la sostenibilidad. Ser capaces de reutilizar material en principio  desechable y convertirlo en algo nuevo y útil hace que la “basura” tenga un nuevo ciclo de vida, ecuación imprescindible si pretendemos no agotar los recursos de los que disponemos.  Además de los clásicos papel, cartón, vidrio o plástico, que la mayoría de los hogares ya reciclan, contamos, también, con empresas que reutilizan otro tipo de materiales, algunos tan impensables hace unos años como vehículos. El producto final que obtiene son materias listas para reciclar y piezas totalmente operativas y listas para usar.

-    Reutiliza: podría decirse que es el reciclaje que hacemos en nuestra propia casa. Además de separar las basuras en orgánico, vidrio o papel, también tenemos la posibilidad de reutilizar nuestros recursos. El café, una vez utilizado es, por ejemplo, un abono para plantas e incluso puede utilizarse como un “limpia tuberías” natural, las botellas de vidrio pueden convertirse en elementos decorativos como jarrones y la ropa vieja puede utilizarse para hacer una colcha de patchwork , tan popular últimamente.

-    Apuesta por la movilidad eléctrica: el tráfico es uno de los factores que más contamina nuestras ciudades. Además, llenar el depósito, hoy por hoy, es más que prohibitivo para muchos bolsillos españoles. Por tanto, la electricidad, se puede convertir en el mejor motor de nuestros vehículos. La tecnología eléctrica es una alternativa idónea para contribuir a la mejora de la calidad de vida en las ciudades, es lo que ya se denomina la “movilidad verde”

-    Usa la bicicleta: para aquellos que no conduzcan, la bicicleta también puede ser una gran aliada. Además de ahorrar, evitar atascos y no contaminar absolutamente nada, ir en bici mejora nuestra calidad de vida haciendo que, al menos durante un rato, nos obliguemos a hacer un poco de ejercicio.

-    Comparte: para aquellos que no puedan vivir sin coche deberían, al menos, intentar compartir su vehículo para reducir de esta manera el número de automóviles en la carretera. De la misma manera, podemos compartir ropa que ya no usemos, electrodomésticos viejos que ya no queremos pero aún funcionan…

-    Utilizar productos más sostenibles: reciclar es un paso importante para la sostenibilidad, pero ¿utilizamos después productos reciclados o de bajo consumo? En el mercado ya tenemos a nuestra disposición cientos de cosas que nos ayudan a conservar el medio ambiente; bolsas de tela para ir a la compra (en lugar de utilizar las de plástico), bombillas eficiente de bajo consumo, papel reciclado, pilar recargables…

-    Ahorrar recursos : la sostenibilidad es una labor del día a día, que lejos de faraónicos proyectos, debe llevarse a cabo empezando por uno mismo en nuestra propia casa. Pequeños gestos como apagar las luces de las habitaciones en las que no estamos, cerrar el grifo mientras nos enjabonamos o nos lavamos los dientes, llenar la lavadora antes de ponerla, no poner demasiado alta la calefacción ni demasiado bajo el aire acondicionado…contribuye, además de a un ahorro para el consumidor, tan importante en los tiempos de crisis,  a una disminución de las emisiones de CO2. Algunas empresas ya han desarrollado tecnología dedicada al software de Gestión Energética capaz de monitorizar y gestionar con mayor eficiencia el consumo de energía en empresas, edificios y particulares.

-    Usar el poder del sol: si hay algo de lo que podemos presumir en España, es de ser un de los países con más horas de sol de Europa. Gracias a las energías limpias, como la solar, gran parte de la población podrá, desde ya y en el futuro, ahorrar en sus facturas de la luz, pues tendremos la capacidad de autoabastecernos. La tecnología necesaria para ello es accesible a todo el mundo independientemente del tipo de vivienda en el que resida ya que la instalación puede realizarse tanto en el tejado como en la fachada de los edificios y sólo hay que tener en cuenta la orientación óptima para recoger la luz solar. Además, el mantenimiento que requiere es mínimo.

-    Ciudades  sostenibles: es cierto que muchas veces queremos ser más sostenibles de lo que podemos porque los lugares en los que vivimos no ayudan a poner en práctica determinados comportamientos. Se debería concienciar a los ayuntamientos de la importancia de disponer, por ejemplo, de carril bici en todas las ciudades, de que existan contenedores para reciclar en todas las calles, de tener la posibilidad de poder recargar un coche eléctrico…para que, aquellos que lo deseen, puedan llevar a la práctica estos comportamientos.

-    Concienciación y educación: todos estos consejos son importantes y deben llevarse a cabo, pero de nada sirven si no enseñamos, a los más pequeños, a adquirir este tipo de conductas en su día a día para conseguir que, el futuro, sea más verde.
Por Isabel Echevarría Aburto, Directora de Relaciones Institucionales de la Fundación José Manuel Entrecanales
 
Curso de Fotografía profesional
Survival